Aplicaciones del fluido TEMPER como anticongelante

TEMPER como anticongelante

En nuestro artículo de hoy os vamos a hablar sobre las aplicaciones del TEMPER como anticongelante. Qué compatibilidades tiene y su nivel de toxicidad.

Antes de hablaros sobre las aplicaciones del TEMPER como anticongelante os vamos a explicar qué es el TEMPER.

Qué es el TEMPER

TEMPER es un Fluido Caloportador basado en sales orgánicas (Acetato y Formiato de Potasio), alternativa al Glicol tradicional, con mejores propiedades Termodinámicas y, por lo tanto, ahorros en el consumo energético de los sistemas y disminución de tamaño y precio de los componentes de estos.

Es posible su utilización en el rango de baja temperatura, con unas bajas viscosidades y propiedades termodinámicas muy superiores a las de los fluidos presentes en el mercado.

TEMPER es un fluido con un tono de incoloro a amarillento, y está libre de nitritos, boratos, fosfatos, molibdatos y silicatos. Para asegurar la alta calidad del producto, Temper siempre se suministra LISTO PARA SU USO (NO Diluir en Agua), y está disponible en seis versiones diferentes con puntos de congelación que van de -10°C a -60°C.

Cuáles son las aplicaciones del TEMPER como anticongelante

TEMPER es un potente Anticongelante, comúnmente utilizado en Sistemas Secundarios de Refrigeración como Caloportador, principalmente con temperaturas por debajo de 0⁰C.

El TEMPER como Caloportador, en comparación con el PropilenGlicol y el EtilenGlicol, tiene mejores propiedades de transferencia de calor, incluida una viscosidad dinámica más baja, incrementándose dicha ventaja a medida que bajamos la temperatura, y una conductividad térmica más alta.

En todos los casos y aplicaciones TEMPER es un fluido NO TÓXICO y BIODEGRADABLE.

Dentro de sus aplicaciones prácticas tenemos las siguientes:

TEMPER como anticongelante se emplea en Sistemas Secundarios de Refrigeración, siendo un excelente fluido caloportador en bajas temperaturas. Los Sistemas Secundarios de Refrigeración son una gran alternativa a los sistemas de Expansión Directa, reduciendo la carga del Refrigerante primario y aportando otras ventajas en seguridad y eficiencia energética (aprovechamiento de energía). En Refrigeración TEMPER se usa comúnmente en aplicaciones donde exista riesgo de contacto accidental entre el Anticongelante y el alimento a enfriar, su composición química es totalmente compatible con la Industria Alimentaria, no perjudica al medio ambiente, es Biodegradable y reduce el riesgo de fugas.

Los campos de aplicación más habituales de TEMPER como anticongelante son Plataformas Logísticas en Industria Alimentaria, Desescarche por fluido caliente en sistemas funcionando con CO2, Industria Farmacéutica, Plantas de Producción de Energía, Pistas de Ski o Patinaje Indoor, etc.

Compatibilidad del TEMPER con Materiales

La mayoría de los materiales comúnmente utilizados en Sistemas Secundarios son compatibles con TEMPER, por ejemplo, cobre, bronce, latón (alta calidad: deszincado), acero al carbono (no recomendado en caso de temperaturas del fluido superiores a 30°C), acero inoxidable, hierro fundido, plásticos, (ABS, PE). Los materiales plásticos deben ser adecuados para las temperaturas mínimas y máximas del sistema.

Las altas temperaturas implican un mayor riesgo de corrosión, tanto en sistemas funcionando con TEMPER como con PropilenGlicol o EtilenGlicol: por lo tanto, la selección de materiales debe tener en cuenta la temperatura de funcionamiento dentro del sistema. Cuanto mayor sea la temperatura, mejor será la calidad de los materiales.

Protección contra la Corrosión

TEMPER como anticongelante

TEMPER es un producto de alta calidad basado en sales orgánicas de potasio, con una concentración óptima de inhibidores de corrosión: el paquete de aditivos anticorrosión de TEMPER se adhiere sobre las superficies de metal por el acoplamiento eléctrico ya en el estadio previo a la corrosión, creando una capa protectora local temporal y muy fina. El inhibidor de corrosión TEMPER crea localmente, y sólo cuando es necesario, películas protectoras con un espesor mínimo (monomolecular), lo que permite una transferencia de calor óptima.

Más tarde, cuando se reduce la desviación eléctrica, los inhibidores de corrosión TEMPER regresan al fluido sin consumirse, pero están listos para actuar en el siguiente desvío (Estadio previo) que se produzca. Los inhibidores de corrosión TEMPER son selectivos químicamente a metales de construcción y no son interferidos por otros iones o metales no metálicos tales como por ejemplo potasio. El inhibidor de corrosión TEMPER no contiene componentes peligrosos para el medio ambiente.

Analizar el estado del sistema en términos de corrosión es muy fácil cuando se usa TEMPER. Dado que los inhibidores de corrosión TEMPER están disueltos en el fluido, se puede analizar facilmente su concentración para decidir si el sistema está bien o no. Si el nivel de inhibidor está por encima del nivel mínimo designado, la cantidad para proteger el sistema es suficiente. Dado que el inhibidor es eléctricamente selectivo desde el punto de vista químico, ningún estado previo puede «escapar», siendo detectado y protegido por los inhibidores. Si el nivel de inhibidor disminuye, lo cual puede ocurrir si el sistema no se limpió antes de su llenado, o si el sistema contenía elementos de corrosión desde el principio o por influencia externa a través de fugas de partículas extrañas, siempre podremos añadir Inhibidor concentrado hasta alcanzar el nivel apropiado.

Para cuantificar la eficacia de la protección contra la corrosión se utilizan diferentes test: TEMPER ha elegido el test ASTM D 1384, el más común entre los Fluidos Caloportadores y Anticongelantes.

Información Ecológica

TEMPER es un Fluido Caloportador amigable con el medio ambiente, sometido a grandes test ecológicos. El producto es biodegradable, no tóxico, no reactivo y no inflamable.

Biodegradabilidad de TEMPER: la biodegradabilidad aeróbica de TEMPER se ha testado en el laboratorio de pruebas Cenox AB en Suecia. Temper es biodegradable, según el método OECD 301 A, 97 % de degradación después de 7 días; 99 % de degradación después de 28 días

Degradación Biológica Sencilla de TEMPER: la prueba implica estimar continuamente la cantidad restante de DOC (Carbono Orgánico Disuelto). De acuerdo con las directrices de la EOCD para probar sustancias químicas, se considera que un compuesto de prueba es fácilmente biodegradable si la pérdida de DOC es superior al 70% en un plazo de 28 días. El valor de paso debe alcanzarse en una ventana de 10 días dentro del período de 28 días de la prueba. Para el compuesto de ensayo TEMPER hasta un 97% de DOC se consume después de 7 días. Así, el criterio es alcanzado y TEMPER puede ser considerado como fácilmente biodegradable.

Información Toxicológica del TEMPER como anticongelante

Toxicidad Organismos Marinos: Los efectos tóxicos en organismos marinos han sido probados en el laboratorio de pruebas Toxicon AB en Suecia.

Toxicidad Bacteria Vibro Fisheri: TEMPER no presenta toxicidad aguda para la bacteria Vibro Fisheri, según el método Microtox. Según los resultados de las pruebas TEMPER (0,7% v / v) es ligeramente tóxico para la bacteria Vibro fisheri día 0. Después de 28 días de biodegradabilidad no se muestran efectos tóxicos.

El método Microtox implica un análisis de la capacidad de emisión de luz de bacterias bioluminiscentes en solución del compuesto de ensayo. Se ensayan dos soluciones con la misma concentración de partida. Una solución se prueba el día 0 y la otra se prueba después de 28 días de biodegradabilidad aerobia. La capacidad de emisión de luz de las bacterias expuestas se estima en series con tiempos de exposición de 5, 15 y 30 minutos. Se calcula la relación entre la concentración del compuesto de ensayo y la respuesta. A continuación, se calculan las concentraciones en una reducción del 20% de la emisión de luz (EC20) respectivamente 50% de reducción (EC50).

Toxicidad Trucha Arco Iris: se han analizado los efectos tóxicos en la trucha arco iris en el laboratorio de ensayo Toxicon AB. TEMPER no es considerado como tóxico agudo, según el método OCDE TG nº 203, «Fish, Acute Test». TEMPER no contiene componentes con la capacidad de acumularse en organismos vivos.

El método consiste en la exposición de la trucha arco iris a una solución de TEMPER en diversas concentraciones. LC50 se produjo a la concentración 1,2% v / v después de 24 h respectivamente 1,1% v / v después de 96 h. (1,1% v / v = 13900 mg / l).

Efecto Fertilizante: TEMPER contiene Potasio, que trabaja como un fertilizante natural.

Evaluación del Ciclo de Vida del TEMPER: La evaluación del ciclo de vida (LCA) es un método internacional para evaluar las cargas ambientales asociadas con el ciclo de vida de un producto. Se ha realizado un estudio para describir y cuantificar sistemáticamente el impacto ambiental total en diferentes fases del ciclo de vida de TEMPER. El resultado del análisis muestra que TEMPER tiene un impacto ambiental muy bajo.

Estabilidad: TEMPER es estable, NO Tóxico, NO Inflamable y NO Explosivo.

Manipulado y Seguridad: TEMPER se considera como no peligroso para el medio ambiente y si se diluye puede ser vertido en el sistema de alcantarillado, después de consultar a las autoridades locales. TEMPER es estable, no combustible y no explosivo, por lo tanto, el producto es fácil y seguro de manejar. TEMPER puede, al igual que cualquier otra solución salina, ser irritante en contacto con los ojos, por lo tanto, usar protección ocular adecuada. El contacto prolongado con la piel puede irritar, se recomiendan guantes protectores.

 

Si te ha gustado el artículo te animamos a que lo compartas en tus redes sociales. Y si necesitas soluciones con nuestro material TEMPER no dudes en echar un ojo a nuestra sección de TEMPER.

Refrigeración de alimentos y sus métodos de conservación

Refrigeración de alimentos

Tanto en nuestra casa como a nivel industrial, la refrigeración de alimentos es fundamental y constituye un principio básico de seguridad.

Cuando un alimento no se refrigera el crecimiento de enzimas y microorganismos crece y los alimentos se degradan, por lo tanto, con su refrigeración retrasamos este avance de degradación y nos duran más tiempo. Es importante destacar que no se altera ningún alimento, simplemente se ralentiza su degradación.

En función de los tipos de alimento, algunos durarán más o menos tiempo refrigerados. Por ejemplo, el pescado ya vive en el agua con temperaturas frías, sus microorganismos están adaptados a esas condiciones por lo que la refrigeración del pescado no aumentará mucho su vida como alimento.

Los microbios patógenos y la refrigeración de alimentos

Este tipo de microbios son aquellos que pueden causar enfermedades, como la salmonella, por ejemplo. Las dos maneras que hay para eliminar los microbios patógenos son con el calentamiento (hervir a más de 100 grados) o el enfriamiento.

La gran ventaja de la refrigeración de alimentos es evitar la mayoría de los microbios patógenos. Éstos no se pueden multiplicar por debajo de 8ºC, aunque nos aseguramos más con una temperatura por debajo de 4ºC.

Nos podemos encontrar algunos alimentos que contienen patógenos capaces de reproducirse con bajas temperaturas, como hemos mencionado anteriormente, ocurre con el pescado y el marisco. También ocurre con el agua, el queso fresco, los embutidos, las carnes y la leche.

Es importante destacar que sobre cargar las neveras no es bueno ya que dejan de cumplir su función.

Cómo refrigerar los alimentos, proceso de conservación

Con el paso de los años se han realizado avances para lograr cada vez más una mejor conservación de los alimentos, utilizando diferentes métodos, consiguiendo detener el crecimiento de microorganismos y tratando de mantener las propiedades del alimento.

Las dos maneras principales que existen para una buena conservación son la refrigeración de alimentos y la congelación.

La refrigeración consiste en conservar el alimento a una temperatura entre 0ºC y 8ºC. Este método suele emplearse con alimentos frescos.

La congelación consiste en bajar la temperatura de los alimentos por debajo del punto de congelación, entre -18ºC y -35ºC.

En función de la temperatura conseguimos unos resultados diferentes con las enzimas del producto. Hasta -10ºC conseguimos frenar el crecimiento de microbios patógenos responsables de enfermedades y degradación del alimento. Hasta -18ºC se frenan las reacciones químicas del deterioro del alimento, y a -70ºC se anulan las reacciones de enzimas, por lo que el alimento se conservaría indefinidamente.

En la refrigeración de alimentos, es importante también la distribución de los alimentos, debe realizarse de tal manera que no se contaminen entre ellos, protegiéndolos con envases, papel de aluminio o film transparente. Y para reducir la contaminación por goteo es preferible poner en la parte superior los de menor peligro.

Existen otros procesos de conservación de alimentos como el ultracongelado (-40ºC < 120 minutos), la ebullición (hervir el alimento antes de descongelarlo), esterilización, pasteurización, fermentación, ahumado, envasado al vacío o salazón entre otros.

Cómo descongelar los alimentos

Tan importante es la congelación como la descongelación de los alimentos. Cuando se congelan los alimentos lo ideal es que se haga de la manera más rápida posible, sin embargo, en su descongelación es justo lo contrario, hacerlo de la manera más lenta posible.

Algo a evitar es descongelar los alimentos a temperatura ambiente, ya que hay más riesgo de contaminación de bacterias, sobre todo en carne y pescado, y para evitar la capa de agua que se genera en la superficie por descongelarse primero la superficie del alimento, esa agua genera bacterias y mayor deterioro.

A continuación, os vamos a explicar las dos mejores formas para descongelar los alimentos.

Descongelación lenta en la refrigeración de alimentos

Lo ideal es descongelar a una temperatura que no supere los 4ºC, cierto es que se tarda más en descongelar, pero será mejor para evitar crecimiento de bacterias y que las propiedades del alimento se restablezcan. Por ello, siempre es mejor que se descongelen los alimentos dentro de los frigoríficos. Evitar también que el agua que se genera en el proceso de descongelación no esté en contacto con el alimento, ya que podrá generar bacterias.

Descongelación rápida en la refrigeración de alimentos

Este tipo de descongelación es una alternativa en aquellas situaciones en las que no se dispone de tiempo. Una de ellas es el uso del microondas, aquí es importante realizarlo en varias fases ya que se puede cocer el producto. Y el segundo método sería agua fría, envolver el alimento herméticamente y ponerlo bajo agua fría, al hacerlo de manera rápida no se pone en riesgo al alimento.

 

Esperamos que te haya servido de ayuda este artículo y si te ha gustado te animamos a compartirlo en tus redes sociales.

Si tienes un proyecto de refrigeración entre manos nosotros podemos ayudarte, cuéntanos cuáles son tus necesidades para poder asesorarte.

PropilenGlicol, qué es y cuáles son sus aplicaciones

Propilenglicol

El PropilenGlicol se originó en los años 20 en la industria química y comenzó a hacerse muy popular en los años 70 para uso comercial. Este compuesto es excelente para conservar la calidad de productos alimentarios, cosméticos o farmacéuticos, entre otros.

 

Si quieres saberlo todo sobre el PropilenGlicol te animamos a que sigas leyendo este artículo. 

Seguir leyendo