Uso del Monoetilenglicol como anticongelante

El monoetilenglicol es un producto muy usado para realizar una diversidad de procesos productivos. Aunque su uso principal es como anticongelante para equipos de climatización, torres de enfriamiento, lubricantes para frenos hidráulicos … etc

El monoetilenglicol se produce mediante óxido de etileno con agua, siendo muy tóxico si se llega a ingerir. Tiene el aspecto de un líquido transparente como un color incoloro, aunque con un olor dulce y poco volátil. Es soluble en líquidos como el agua, alcohol o éter. También tiene se utiliza para bajar el punto de congelación del agua.

Sus aplicaciones

Su mayor utilización es como anticongelante, sobre todo para los circuitos motores. También es utilizado como difusor de calor para el deshielo o antihielo. Por último, es utilizado como elemento de fabricación de compuestos de poliéster y para disolver la pintura o plástico.

Como decíamos antes, se utiliza para eliminar el exceso de calor en los motores, además tiene un efecto antioxidante que evita que se rompan las bombas de calor y los radiadores.

Si queremos evitar la acumulación de corrosión en el radiador o sistema refrigerante, hay que usar el anticongelante cada invierno. Este se mezclará con agua y se diluirá para incluirlo en el radiador.

Se aplica una solución anticongelante que utiliza un 25% de monoetilenglicol para bajar el punto de congelación del agua con -12.8 ºC. Para conseguir temperaturas más bajas, es necesario aumentar el volumen del motoetilenglicol.

Si buscamos un coolant de calidad, hay que fijarse que tenga un 50% de motoetilenglicol, agua desmineralizada, antiespumantes y aditivos anticorrosivos. Esto bajará el punto de congelación del agua a un -44ºC.

En HTF Iberian Partners podrás encontrar todo un catálogo de líquidos caloportadores diseñados para todo tipo de circuitos de refrigeración con temper, propilenglicol, monopropilenglicol y etilenglicol. Solo tienes que solicitar tu presupuesto.